X

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación y realizar labores analíticas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Home
RACVN Real Automóvil Club Vasco Navarro
replicas de relojes tag heuer comprar replicas de relojes
Hazte socio Descarga tu hoja de Rescate

Volver

08/08/2017¿Por qué apenas se roban coches asiáticos en España?

Si tienes un turismo coreano o japonés, será muy poco probable que te lo roben en nuestro país. Esta es una de las conclusiones de un estudio sobre los coches más robados elaborado a iniciativa de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa).

Tras un laborioso análisis de los datos de siniestros de robo declarados, la patronal del seguro ha elaborado un informe en el que detalla qué modelos concretos son los que tienen más probabilidades de ser robados y cuáles están menos expuestos.

Y la clasificación de los coches con mayor riesgo de robo (o de que se produzca un robo en ellos) la encabezan estos cinco modelos: Citroën Saxo, Peugeot 406, Dacia Duster, Peugeot 306 y Citroën Xsara. El estudio cruza los datos de vehículos asegurados de robo (como universo total) con aquellos que efectivamente lo han sufrido, de tal manera que la relación entre ambos datos es la probabilidad de siniestro. Y en comparación con el dato medio, el Saxo, por ejemplo, muestra un 240% más de posibilidades de robo.

En el lado opuesto, como modelos más ‘protegidos’ ante un percance de este tipo aparecen estos cinco: Hyundai i30, Kia Ceed, Hyundai IX35, Honda CV-R y Hyundai Getz. Todos asiáticos: coreanos (Hyundai y Kia) y japoneses (Honda). Y un poco más abajo en la clasificación siguen destacando modelos orientales, como los japoneses Nissan Primera o Nissan Micra. Entre los diez primeros, solo se cuelan el Renault Scénic y el Peugeot 308. 

¿Y por qué ocurre esto? ¿Los modelos asiáticos sortean el robo de algún modo especial? El estudio concluye que no, que esta realidad no tiene que ver exactamente con la protección de cada modelo frente a los ladrones, sino con circunstancias que van mucho más allá.

El coche se roba cada vez menos para ser usado (un atraco, una fuga, una noche de juerga…), sino que se sustrae para su venta o para el despiezado, y los robos no los protagonizan (no tanto) quienes actúan por pulsión o necesidad, sino las mafias organizadas. En consecuencia, los coches más robados y aquellos con mayor probabilidad de robo están en esa situación porque “por alguna razón son objetivo de las mafias, les interesan”, expone el informe.

“Si tú robas el Hyundai i30 y lo descompones pieza por pieza, ¿qué haces con ellas? No vas a encontrar clientes en el mercado negro para colocarlas”, explica el responsable ejecutivo de Análisis y Estudios de Unespa, Miguel Ángel Vázquez. Según el estudio, este modelo tiene un 70% menos de probabilidades de ser sustraído, pero no quiere decir que esté mejor preparado, sino que las mafias internacionales lo buscan menos. Los autores del informe sugieren, por otra parte, que las piezas de los vehículos coreanos o japoneses son mucho más específicas y, por lo tanto, incompatibles con otros modelos, lo que reduce notablemente las posibilidades de venta ilegal.

En general, los modelos actuales están bien protegidos frente al robo. Ya no resulta sencillo unir dos cables y hacer un puente, por ejemplo, y eso se refleja en los datos: en 2010, Unespa registró algo más de 220.000 declaraciones de robo (sustracción parcial o completa), mientras que en 2015 fueron 75.000 menos.

Por eso las organizaciones internacionales se fijan en los coches más numerosos y más antiguos: son más fáciles de robar y de vender por piezas. También hay modelos nuevos de alta gama que se sustraen para ser vendidos enteros, pero el número de robos de este tipo es mucho menor.

De este modo, el estudio refiere que el vehículo “más objeto de siniestros es el Citroën Xsara, […] un coche que no se comercializa en la actualidad pero que tuvo muchas ventas en su momento y, consecuentemente, sigue muy presente en las calles y carreteras”. El 5% de los siniestros de robo sufridos en España corresponde a este modelo.

Por detrás del Xsara, la lista de los coches más robados la completan el Seat Ibiza, el Volkswagen Golf, el Seat León y el BMW Serie 3. Los cinco modelos acumulan el 20% de los robos. Pero hay otro dato significativo, según señala el informe: tres de cada cinco Ibizas o Golf robados tienen una antigüedad superior a diez años.

FUENTE: Unespa.

Volver


replicas de relojes rolex donde comprar replicas de relojes