X

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación y realizar labores analíticas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Home
RACVN Real Automóvil Club Vasco Navarro
replicas de relojes tag heuer comprar replicas de relojes
Hazte socio Descarga tu hoja de Rescate

Volver

08/03/2019Cómo acabar con el molesto ruido del limpiaparabrisas

Puede ser normal ese sonido cuando la luna no está demasiado mojada y se lleva tiempo sin utilizar, pero deja de ser normal cuando el ruido se repite sistemáticamente incluso cuando circulamos bajo un fuerte aguacero.

Los limpiaparabrisas, aunque no lo parezca, son uno de los elementos que más utilizamos en el coche. Bien es cierto que más en invierno con mal tiempo, pero con las tormentas de verano, también nos pueden hacer falta y, sobre todo, sorprendernos con un molesto chirrido cuando se mueven por el cristal.

En primer lugar hay que destacar que puede ser normal ese sonido cuando la luna no está demasiado mojada (solo las primeras gotas) y se lleva tiempo sin utilizar este elemento (durante el cambio de estación).

La primera causa posible para este comportamiento es que el limpiaparabrisas esté mal colocado. Puedes estar más seguro de que se trata de este motivo cuando empieza a sonar nada más cambiarlo. Para verificarlo basta con dejarlos en posición ascendente (dando el contacto y quitándolo) y fijarte bien si los brazos móviles están bien colocados y no hay nada suelto que pueda causar el ruido.

Si una vez comprobado que están bien puestos, siguen haciendo el molesto chirrido, podemos estar casi seguros que se trata de un desgaste excesivo de las gomas. Probablemente has apurado demasiado la vida de tus limpiaparabrisas y ha llegado el momento de cambiarlos. Es posible que llegados a este punto, su capacidad de evacuar agua se haya reducido y por lo tanto tu seguridad esté quedando comprometida. De hecho, durante la Inspección Técnica de Vehículos, su mal estado puede ser considerado como un defecto grave.

Y una tercera posible causa, menos probable, es que el problema esté en que la luna haya acumulado un depósito de cera o algo similar. Por si acaso, es mejor una buena limpieza del cristal para que no quepa duda. Y recordar que es vital el mantenimiento del limpiaparabrisas. Puede bastar con acciones sencillas como limpiar las escobillas cada mes, recargar el líquido (nunca agua de grifo) regularmente y sustituirlos aproximadamente una vez al año.

FUENTE: coches.com

Volver


replicas de relojes rolex donde comprar replicas de relojes