12 millones de turismos tienen entre 11 y 25 años de antigüedad

El parque automovilístico español sigue envejeciendo. De los casi 25 millones de coches que circulan por España, más de seis millones tienen entre 16 y 25 años de antigüedad, un dato que preocupa tanto por los niveles de emisiones como por la menor seguridad que ofrecen

Por ello, la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos muestra su preocupación ante la posibilidad de que, una vez más, el Gobierno olvide el mercado de ocasión, parte fundamental del engranaje del mercado y que genera más ventas que el mercado nuevo. Porque en definitiva, el cambio de coche viene siempre antecedido por la venta del vehículo anterior en el mercado de segunda mano.

Es sobradamente conocido que los vehículos más antiguos son los responsables de la mayoría de las emisiones, tanto de NOx como de CO2, del parque móvil actual. El objetivo debe ser retirar las unidades más antiguas, las que superan los 10, e incluso, 15 años. Sin embargo, sus propietarios suelen tener mayores dificultades económicas para acceder a coches recién matriculados y los adquieren como usados, un mercado que a diferencia del mercado de nuevos está creciendo.

Y es que en España hay circulando 6 millones de turismos que tienen entre 10 y 15 años, y otros 6,4 millones entre los 16 y los 25 años. En total, 12 millones de turismos según la DGT, que suponen la mitad de los 24,5 millones de turismos que componen el parque de turismos. Es aquí donde hay que incidir, pues retirar estos coches es prioritario y, dada la idiosincrasia del mercado español, la única manera de achatarrarlos es a través de ayudas a la compra a cambio de entregarlos para el desguace.

Y eso sólo se consigue fomentando la compra de unidades de segunda mano mucho más modernas, con menos de seis años, asequibles para muchos de los propietarios de las unidades más antiguas del parque. Además, hay que tener en cuenta que mayoritariamente se trata de vehículos de combustión, por lo que hay que fomentar la compra de vehículos de segunda mano de gasolina y diésel, los únicos masivamente disponibles actualmente en España.

Fuente
Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos