Así es el nuevo plan de la DGT para modificar carreteras en España: la estrategia T

La DGT ya ha diseñado un nuevo plan de seguridad para las travesías, vías que considera especialmente peligrosas. La llamada “Estrategia T” ya se está implantando en distintas localidades de España, con nuevas señalizaciones y radares de apoyo.

Las travesías se han convertido ya para la Dirección General de Tráfico en objetivo prioritario para los próximos meses. A pesar de ser consideradas “tramos de carretera que discurren por poblado”, su problema radica en su heterogeneidad al ser espacios intermedios, de transición entre calles y carreteras, habiendo de muy distintos tipos y donde coexisten además tanto el tráfico urbano como el interurbano.

Por ello, y por sus distintas formas de señalización y tratamiento, las travesías concentran también una alta siniestralidad. Según datos de la DGT, solo en 2018 se produjeron en estas vías más de 1.500 accidentes con víctimas, con el resultado final de 43 fallecidos y 169 heridos graves.

La DGT ha considerado ya por tanto que es el momento de rediseñar en España las travesías “para que el automóvil no sea el usuario predominante”. Entre las medidas a instaurar figuran, por ejemplo, el rediseño de las líneas que delimitan los carriles de circulación, nuevas señalizaciones, estrechamiento de carriles que obliguen a desviar trayectorias o, incluso, la creación de nuevas medianas intermedias. El nuevo plan integral se conoce como Estrategia T y, según Pedro Tomás, jefe del Área de Gestión de la Movilidad de la DGT y director del proyecto, “es un enfoque novedoso que incorpora nuevas herramientas de intervención en travesías, tramos en los que la movilidad interurbana y la urbana coexisten con las funciones y usos del espacio urbano”.

Fuente
DGT