Aumentan los fallecidos en carretera en Euskadi y en Navarra disminuyen

El País Vasco ha tenido un mal comienzo del año en cuanto a accidentalidad se refiere ya que a pocas horas del comienzo del año había que lamentar la primera víctima mortal por accidente de tráfico, el motorista fallecido en Beasain. Además, Euskadi cerró el año con un registro de 51 personas fallecidas, lo que supone un incremento de 9 personas respecto al ejercicio anterior, teniendo en cuenta que de ellas, 16 fueron motoristas. En la Comunidad Autónoma del País Vasco, los colectivos vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas) han supuesto el 59% del total de los fallecidos en accidentes de tráfico durante el 2019.

En el caso de Navarra, en 2019 ha habido que lamentar un total de 30 víctimas mortales (4 menos que en el ejercicio anterior). En esta comunidad también son destacables las cifras correspondientes a los colectivos vulnerables que representan un 30% del total de fallecidos (3 ciclistas, 3 peatones y 3 motoristas).

Valoración del RACVN

Siempre que nos referimos a la evolución de las cifras recordamos que para hablar de una evolución real debemos tomar en consideración periodos amplios de tiempo y no la comparación entre un año y el anterior. En este sentido la evolución es favorable con una tendencia a la disminución progresiva, aunque no sin ciertos años en los que se dan repuntes que en cualquier caso no constituyen una tendencia, como es el caso del registro en el País Vasco durante el pasado ejercicio. Sin embargo, nos llama la atención que los colectivos vulnerables y entre ellos los motoristas tengan un peso porcentual tan alto en el conjunto de las cifras totales de fallecidos cuando su presencia en las carreteras es mucho menor que ese porcentaje. Queda claro que se debe seguir trabajando para disminuir la cifra hasta el mínimo posible teniendo por horizonte la cifra cero, y prestando un especial interés, a tenor de las cifras registradas, a los colectivos vulnerables, eso sí, sin descuidar al resto.