El catalizador, una de las piezas de coche más robadas

La Policía Nacional vuelve a alertar sobre el robo de catalizadores de coches en España, cuyos materiales son muy preciados. Solucionar la sustracción puede costar entre 300 y 1.500 euros.

Alguna vez hemos señalados que los catalizadores son una de las piezas preferidas por los ladrones, debido a su valor y facilidad de sustracción. Al unir el motor con el tubo de escape, a estas piezas se puede acceder desde los bajos de un vehículo, por lo que además el ladrón puede pasar desapercibido, especialmente durante la noche cuando el coche está aparcado durante horas.

Pero, ¿por qué son atractivos? El material en el que están fabricados, pues cuentan, en ocasiones, con estructuras de cerámica y siempre con metales como el platino, el paladio o el rodio. Luego, o bien la pieza es vendida como recambio en el mercado negro, o los propios metales por separado.

En esta ocasión, es la Policía Nacional la que de nuevo investiga el robo de catalizadores en comunidades del norte de España. Según señalan desde El Comercio, Áviles y Oviedo padecen una oleada de estas sustracciones, sumándose a otras zonas en el País Vasco, que en 15 días recibió recientemente hasta 58 denuncias al respecto, afectando sobre todo a marcas como Citroën, Peugeot y Fiat.

En el caso de ser afectado por el robo del catalizador de tu coche, debes saber que el recambio a esta pieza suele costar entre 300 y 500 euros… siempre y cuando el ladrón tenga conocimientos mecánicos y sea habilidoso a la hora de sustraer la pieza. Si es así, en apenas 2 minutos puede haberlo robado.

Sin embargo, en muchas otras ocasiones, a la falta de pericia del ladrón puede sumarse la necesidad de robarlo lo más rápido posible, terminando el coche golpeado, y con otras piezas dobladas y cortadas. Así, al precio del catalizador, se suman otros desperfectos que pueden llegar a generar averías de 1.000 a 1.500 euros.

Fuente
PN