Es muy fácil saber que los neumáticos están en buen estado

Quién más, quién menos, ya está de vacaciones o está cerca de realizar cualquier viaje para descansar después de un año crítico.

Por tu propia seguridad, y por la de todos que circulan por carretera, llevar en buen estado los neumáticos del coche resulta vital.

Lo primero de todo debes tener en cuenta que los neumáticos son el punto de contacto entre el vehículo y el asfalto, de ahí la vital importancia de que estén en buen estado.

Existe una acción muy básica para saber si están bien. Consiste en coger una moneda de 1 euro y ponerla dentro del dibujo de una de las hendiduras del neumático. Si al hacerlo ves el borde dorado inferior de la moneda, entonces debes saber que la hendidura del dibujo de tu neumático no cuenta con la profundidad límite reglamentaria de hasta 1,6mm.

Tener los neumáticos desgastados sin dibujo y sin la correspondiente profundidad de hendidura reglamentaria supone que tu coche frenará mal y sin control ante una emergencia, ya que los neumáticos no “agarran» lo que deben con el asfalto.

Además de ser un tema de seguridad, también debes tener en cuenta que llevar desgastados los neumáticos de tu coche puede acarrear una multa de 200€ si te los revisan en un control rutinario de carretera. Llevar este importante elemento de seguridad del vehículo en mal estado puede suponer, además, la inmovilización de tu automóvil.

Por todo ello, si quieres tener unas vacaciones tranquilas y un viaje agradable con tu coche, te recomendamos que hagas un control preventivo del automóvil antes de marcharte a tu lugar de descanso, con un más que recomendable chequeo en un taller de los elementos mecánicos y técnicos básicos del vehículo. También recomendamos revisar la presión de los neumáticos al menos una vez al mes (siempre en frío) y, en el caso de la época en la que estamos (verano), con las altas temperaturas, las gomas del neumático son más propensas al desgaste, así que aprende a cuidar de tus neumáticos durante la época estival de verano.

Fuente
DGT