Facilitar el paso a vehículos de emergencia

La DGT recuerda que estás obligado a respetar el efecto pasillo en carretera. ¿Qué es y cómo hacerlo bien?

Ante estas circunstancias, unido a que la crisis del coronavirus y los rebrotes no dan tregua y siguen castigando a sanitarios, centros de salud y hospitales, es fundamental que sepas cómo hay que actuar en caso de encontrarte en carretera con un vehículo de emergencias. Porque no darle o cederle paso tiene sanción.

De hecho, el artículo 69 del Reglamento General de Circulación establece que los conductores están obligados a facilitar el paso a los vehículos de emergencias, y no hacerlo se considera ya infracción grave. Esta situación puede conllevar por tanto multas de hasta 200 euros y la pérdida de puntos del carné de conducir.

Quizás, lo importante es concienciarnos de saber actuar en caso de una emergencia. Y es que hay que tener en cuenta que, según recogen los informes de siniestralidad europeos, los primeros sesenta minutos tras producirse un accidente de tráfico son claves para la supervivencia de las víctimas. Para ello, saber realizar lo que se conoce como efecto pasillo es fundamental.

Pero, ¿cómo se hace? Según dictamina el Reglamento General de Circulación en su citado artículo 69, “tan pronto perciban las señales especiales que anuncien la proximidad de un vehículo prioritario, los demás conductores adoptarán las medidas adecuadas, según las circunstancias del momento y lugar, para facilitarles el paso, apartándose normalmente a su derecha o deteniéndose si fuera preciso”.

La DGT ha recordado cómo debe realizarse la acción, dependiendo del tipo de vía en la que nos encontremos.

  • EN VÍAS DE DOBLE SENTIDO: Si circulas por una vía con un solo carril por sentido, los coches de ambos sentidos deben echarse siempre lo más que puedan a sus derechas para dejar paso.
  • DOS CARRILES POR SENTIDO: Si, en cambio, la circulación es en una autovía, autopista o carretera con dos carriles por sentido, el conductor que circule por el carril de la derecha debe pegarse lo máximo posible a su derecha, mientras que el que circula por el carril izquierdo debe hacerlo al revés, pegándose todo lo que pueda a su izquierda. Así se deja un cómodo y rápido gran carril central para emergencias.
  • TRES CARRILES POR SENTIDO: Si por último circulas por una vía de alta capacidad con tres carriles por sentido, entonces es también sencillo: los del carril central y derecho deben pegarse lo que pueda cada uno a su derecha, mientras que el conductor que circula por el carril de la izquierda debe pegarse lo más que pueda a su izquierda, hacia la mediana de la autopista, para dejar a su lado ese carril libre para emergencias.
Fuente
DGT