Iberdrola se enchufa al coche eléctrico: creará 150.000 puntos de carga en 5 años

La energética presenta un ambicioso plan de movilidad sostenible para desplegar por toda España nuevos puntos de carga rápida. Algunos permitirán recargas de entre 5 y 15 minutos en carretera.

La compañía, una de las mayores energéticas del mundo, presentó su nuevo plan de infraestructura de recarga en España, en el que anuncia que multiplicará por seis su inversión prevista para su programa de movilidad sostenible. Si hasta 2021 preveía la instalación de hasta 25.000 puntos de carga, habiendo instalado ya más de 5.000 cargadores por todo el país, la eléctrica intensifica ahora su apuesta. En total, desplegará finalmente 150.000 puntos de recarga en hogares, empresas y vía pública, tanto urbana como interurbana, en los próximos 5 años. Para ello, destinará un global de 150 millones de euros de inversión en su estrategia de transición hacia una economía descarbonizada, basada en energías renovables.

Iberdrola asegura que todo el desarrollo de su infraestructura “responderá a las necesidades de recarga eléctrica, atendiendo a los sistemas de predicción de la compañía y la red principal de carreteras y autovías en España”. Dentro de este ambicioso plan, la compañía eléctrica apuesta por el despliegue general de cargadores de carga rápida, poniendo a disposición de los usuarios en este período estaciones ultra-rápidas (350 kW) cada 200 kilómetrossúper rápidas (150 kW) cada 100 kilómetros, y rápidas (50 kW) cada 50 kilómetros. Con las dos primeras, promete ya recargas de entre solo 5 y 15 minutos en carretera.

Pero la apuesta por el coche eléctrico de Iberdrola no solo incluye la instalación de los 150.000 puntos de carga; la compañía también impulsa nuevas soluciones digitales integrales que faciliten las recargas, como su actualizada aplicación de Recarga Pública: por primera vez incorpora, en España, información verificada de todos los cargadores en vía pública del país, más de 3.000.

Desde la App de Recarga Pública de Iberdrola, el usuario puede geolocalizar, reservar un punto de recarga gestionado por la compañía y pagar a través del móvil, siendo o no cliente suyo. La propia eléctrica asegura que ha trabajado en los últimos meses en la localización de todas las instalaciones, verificando directamente su existencia y operatividad. El mapa, por supuesto, seguirá actualizándose con los nuevos puntos que entren en operación.

Fuente
Iberdrola