La compra de coches se traslada del concesionario al Whatsapp

Las cosas han cambiado mucho de unos años a esta parte. Nuestra manera de comunicarnos, de hacer la compra en el supermercado o de ver la televisión es diferente. Hasta adquirir un coche ya poco tiene que ver con la década de los años 90.

Los concesionarios era el lugar de peregrinación si se quería estrenar coche, pero con la llegada de Internet y las redes sociales, la visión de compra también ha cambiado. Según el estudio de «Españoles ante la Nueva Movilidad», elaborado por el Centro de Demoscopia de Movilidad, sabemos que elementos como Whatsapp influye de manera notoria la adquisición de coches.

En este sentido, comprar online un coche todavía parece lejos de ser una opción mayoritaria para los encuestados (77,73%), uno de cada cinco ciudadanos (22,2%) hoy ya se muestra receptivo a esta posibilidad y hasta un 30% de personas de entre 40 y 59 años lo aceptaría de buen grado como opción de compra.

Y en la adquisición de automóviles a través de Internet, aparece Whatsapp. Según el estudio realizado se asegura que en relación a la anterior encuesta el porcentaje de ciudadanos que ha cerrado una operación de este tipo ha subido casi tres puntos porcentuales (13,96%) frente al 11,6% de 2017. Cabe destacar que un 16,52% de hombres contestara afirmativamente -cuatro puntos más que el año pasado-, frente a un 7 % de mujeres, apenas 1,2 puntos porcentuales más que el año anterior.

Se señala que el hecho de que canales como WhatsApp se consoliden como una herramienta imprescindible en todas las fases del proceso de compra así como en la negociación y cierre de la operación es solo la punta del iceberg del cliente 100% digital que ya está aquí. Esta realidad exige que todos los actores en el ámbito de la movilidad entiendan que la digitalización no es una opción, es un requisito fundamental para seguir siendo competitivos en el mercado actual.

La tecnología manda en la compra. Si Whatsapp está cambiando las maneras, la tecnología es el pilar fundamental para comprar un coche u otro. La hiperconectividad se ha convertido en una obsesión para la elección de nuestro nuevo automóvil.

Así, según el dossier presentado, resalta que «quién no aporte valor, desaparecerá en la nueva era digital a la que estamos asistiendo tiene directa relación con la revisión de figuras como la del concesionario, donde según las conclusiones de la encuesta un 32,2% de los consultados ya no considera imprescindible acudir a un concesionario para cerrar la compra de un coche»

Fuente
Centro de Demoscopia de Movilidad