La demanda de neumáticos cae un 30%

Las cuatro fábricas de Michelin en España van a sufrir un nuevo ERTE hasta octubre, aunque será ahora por causas productivas y organizativas después de que la demanda de neumáticos esté cayendo por encima del 30%

La caída de ventas de automóviles y las limitaciones de movilidad impuestas por el Gobierno ha llevado a que el uso del coche haya decaído de manera notable y, como consecuencia de todo ello, a que la demanda de neumáticos haya bajado, tanto en la propia industria española donde fabrican turismos como en los talleres de recambio.

Así, la dirección de Michelin en España ha planteado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de cuatro meses de duración para las factorías de Vitoria, Almería, Aranda de Duero (Burgos) y Valladolid, y también los centros de trabajo de la división comercial.

El fabricante de neumáticos ya había presentado ERTE en vigor por causas de fuerza mayor asociadas a la crisis del coronavirus y, ahora, ha presentado otro para vincularlo con las causas productivas y organizativas, al detectar pérdidas de actividad relacionadas también con la pandemia. Ante esta situación, la empresa propone un ERTE que empezará el próximo día 18 de mayo y finalizará el 15 de septiembre en las fábricas de Vitoria, Almería, Aranda de Duero, y Valladolid.

Una crisis que lógicamente está afectando al fabricante de neumáticos a nivel mundial, cuya facturación cayó un 8,3% en el primer trimestre, lastrada por la pandemia. El fabricante francés facturó algo más de 5.300 millones de euros durante entre enero y marzo, lo que supone una disminución del 8,3% en comparación con los 5.809 millones que ingresó en el mismo periodo de 2019.

Según datos de la compañía, la covid-19 hizo que la demanda de neumáticos en todo el mundo se resintiese en el primer trimestre debido a las medidas de confinamiento con una caída del volumen de ventas de 11,7% que se aceleró especialmente en marzo, cuando bajó un 21 %.

Fuente
MICHELIN