La DGT desvela los defectos más graves y que más suspensos generan en la ITV

La DGT ha desvelado en su cuenta de Twitter los fallos más frecuentes y graves que más suspensos generan en la ITV

Tener en buen estado técnico y mecánico el vehículo es una de las principales responsabilidades que ha tener todo buen conductor. No nos cansamos de repetirlo: un automóvil en óptimo estado técnico es más seguro y, también, más eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

Dada su importancia, no es de extrañar que algunos conductores “tiemblen” cuando se acerca la fecha en la que su vehículo tiene que pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Sin embargo, tal y como te hemos comentado en muchas otras ocasiones, con una revisión periódica y mantenimiento adecuados no has de temer nada porque en la mayoría de los casos tu coche pasará la ITV de forma satisfactoria.

Al respecto, la DGT en su cuenta oficial de Twitter acaba de desvelar cuáles son los defectos más graves que impiden pasar la ITV de forma satisfactoria. Tal y como señala en sus redes sociales, Tráfico recuerda que la inspección puede tener tres resultados: negativa (suspenso), favorable o desfavorable.

Los fallos detectados por los responsables técnicos de cada estación de ITV pueden ser tan graves que den como resultado el suspenso o el resultado negativo en el examen. Si el resultado es desfavorable o negativo, el propietario del vehículo ha de llevar su coche a un taller a realizar las reparaciones que le hayan indicado en la inspección con un plazo máximo de dos meses.

En este caso, los defectos más graves y frecuentes que impiden pasar la ITV desvelados por la DGT son los siguientes: fallos en las luces, problemas de señalización, neumáticos, ejes y elementos de las suspensiones en mal estado, frenos en mal estado y exceso de humos o de emisiones contaminantes.