La multa que te pueden poner por circular con la ITV caducada

Cuando nuestro coche nuevo cumple los primeros cuatro años de vida debe someterse a la Inspección Técnica de Vehículos o ITV. A  partir de aquí, y hasta que cumpla los 10 años, deberá pasar la ITV cada dos años. Una vez cumplida la década, la inspección habrá que realizarla cada año. Pero, ¿qué sucede en el caso de que circulemos sin haber pasado la ITV a su debido tiempo?

Si circulamos con nuestro vehículo con la ITV caducada, ya sea un agente de la Guardia Civil o de la Policía Local, puede multarnos. La sanción económica asciende a 200 euros, que no acarrea pérdida de puntos. Además, existe la posibilidad de descuento por pronto pago.

¿Dónde puedo comprobar la fecha de la próxima inspección? En la pegatina de la ITV, situada en la esquina superior izquierda del parabrisas, nos indica cuándo hemos de pasar la siguiente ITV obligatoria. En algunas comunidades indica incluso el día preciso en el que caduca. De cualquier forma, en la ficha técnica del vehículo debe constar esta fecha. Además, cualquier agente puede comprobar, de forma telemática, si nuestro vehículo tiene la ITV caducada gracias a la base de datos de la DGT. No solo eso, la DGT cuenta con algunas cámaras que leen las matrículas de los coches para comprobar si circula con la ITV en orden o con el seguro obligatorio en vigor.

Y otra cosa a tener en cuenta. El agente tiene la potestad para requisar nuestro permiso de circulación y sustituirlo por un volante oficial en el que se nos obligue a pasar la ITV en un plazo de 10 días. Por cierto, que aunque tengamos ya cita para pasar la inspección obligatoria, en realidad estamos circulando con la ITV caducada. En este caso, el agente puede ser más permisivo y evitarnos la sanción.

Fuente
DGT