¿Por qué los coches diésel emiten un 15% menos que los de gasolina?

La gran variedad de tecnologías disponibles para un coche, las dudas sobre los protocolos anticontaminación y los espacios restringidos, o las dudas sobre posibles impuestos, hace que muchos compradores duden sobre qué comprar.

El diésel, tan demonizado, no supone tanto peligro como se quiere hacer ver. Ello ha derivado en un desplome de las ventas de los coches diésel y un gran crecimiento de los de gasolina si lo comparamos con años anteriores. Y, con esta forma de actuar, ha llegado un aumento de las emisiones de CO2, tanto en España como en Europa.

¿De verdad son más contaminantes los coches diésel?

Pues lo cierto es que no. Por una sencilla razón: todos los coches nuevos (tengan la tecnología que tengan) tienen que cumplir con la misma normativa de emisiones, en este caso la Euro 6d. Además, a partir de este año las marcas no podrán emitir más de 95 gr/km de CO2 en Europa por cada coche vendido. Y, a la hora de compensar este volumen de emisiones, los diésel pueden ser claves.

De hecho, el aumento del CO2 está íntimamente ligado con el descenso en las ventas de los coches diésel. Tanto es así que, según ANFAC, las ventas de este combustible en nuestro país deberían volver a subir hasta alcanzar el 50 por ciento de las matriculaciones totales, ya que emiten un 15 por ciento menos de CO2 que sus homólogos de gasolina.

Desde la asociación recuerdan que los vehículos verdaderamente contaminantes son aquellos con más de 10 años a sus espaldas y que un diésel moderno expulsa a la atmósfera un 84 por ciento menos de emisiones NOx (las más perjudiciales para nuestra salud) y un 91 por ciento menos de partículas contaminantes.

A estas cifras habrá que sumar en el futuro el aumento de mecánicas de 48 Voltios, una microhibridación suave que reduce consumo y emisiones contaminantes. Sin olvidarnos de la posibilidad de la hibridación tradicional o enchufable en el que se combine electricidad y motor diésel.

Fuente
Autopista