¿Qué temperatura es la ideal para el climatizador del coche en invierno?

Este sistema de climatización ya está bastante representado en muchos modelos de automóviles. En invierno es habitual ver a muchos conductores que ponen el climatizador a toda la potencia, o a 25-26 grados, con la intención de calentar antes el habitáculo. Error, te contamos cuál es la temperatura ideal, por tu bien… y el del coche.

La temperatura ideal para conducir es de 22 grados y, salvo ocasiones muy puntuales, no deberíamos circular a una temperatura que no fuera esa o estuviera cercana a ella. Conducir por encima o por debajo de esta temperatura está demostrado que provoca distracciones, y, concretamente si circulamos por encima de los 24 grados, puede provocar somnolencia, incrementando el cansancio y provocando incluso picor de ojos.

Pero, además, el exceso de temperatura también entraña otros problemas para el coche. Si bien es cierto que el consumo con climatizador es mucho menor que con aire acondicionado, utilizar éste a una potencia y temperatura inadecuadas también provoca un gasto nada desdeñable. Además aumenta las posibilidades de que los cristales se empañen por el contraste de la temperatura del interior y el exterior, teniendo que encender el botón específico para desempañar los cristales, y sometiendo al coche a un esfuerzo mayor.

Y, por último y quizá más importante, conducir con el climatizador a temperaturas muy altas acentúa el desgaste del filtro del habitáculo, que atrapa las partículas del polvo y que en caso de no hacerlo puede acumular y hacer aparecer bacterias, hongos y malos olores, que también acentúan las alergias de los pasajeros.

En resumen, lo mejor es circular con la temperatura dispuesta a 22 grados o muy cercana a ella, aguantando los momentos iniciales de frío o de calor y no sometiendo al coche a esfuerzos prolongados que reduzcan la vida útil de los filtros y aumenten nuestro cansancio y distracciones al volante.

Fuente
Rac